RECOMENDACIONES
  • Sarah
    Nunca me gustaron las compresas; siempre me hacían sentir sucia. Los tampones resecaban una buena parte de mi flora vaginal y a veces me producían infecciones. Candidiasis entre otras. Desde que utilizo la copa, esto ya es historia y estoy muy contenta.
  • Amy
    ¡Me ha parecido fantástica! Primera ventaja: he comprobado que se despliega y queda mejor colocada que la copa que ya estaba utilizando, sin tener que girarla tanto para asegurarme de que se ha hecho el vacío y está firme. Segunda ventaja: el pequeño anillo de la parte inferior es muchísimo mejor que el rabito de las otras copas.
  • Katie
    Después de haber usado la Selenacup durante un tiempo, no quiero volver a utilizar tampones nunca más. Mis dolores han disminuido y estoy ahorrando mucho dinero. Los dos primeros meses me costó un poquito acostumbrarme a las diferencias, hasta que encontré la técnica que mejor me funciona. Plegándola en C y sentada en el inodoro, cada mes lo hago mejor. Me he comprado una de tamaño mediano, pero de hecho probé la grande también para los días de flujo más abundante, y combinando las dos el período ya no me resulta tan molesto...
  • Emma
    Utilizar Selenacup por primera vez no fue fácil; me parecía que seguía teniendo pérdidas y me puse en contacto con Selenacup por Internet. El equipo me dejó consultarles exhaustivamente y me ofreció muchos consejos y trucos. Tras asegurarme de que la copa estuviera completamente desplegada ya no he tenido más pérdidas y a cada período estoy más encantada con ella. Se convierte en tu fiel compañera durante esos días del mes.
  • Victoria
    Me encanta nadar y hacer salidas. Siempre tenía que cambiarme inmediatamente después de dejar de nadar, pues el tampón empezaba a gotear. Esto no sucede con la Selenacup; con ella puedo seguir como si nada. Lo peor para mí era tener que pensar dónde podía ponerme el tampón cuando íbamos a la playa, pues nos gusta ir a lugares donde no hay aseos públicos. Nunca me ha gustado la idea de traérmelo de vuelta conmigo, pero tampoco quería tirarlo por ahí. Ahora solo tengo que vaciar mi copa, lavarla con el agua que me he traído y volver a introducirla.
  • Maria
    Cambiar los tampones por la Selenacup fue una de las mejores decisiones que he tomado nunca. Esta es la parte que puedo hacer para ser respetuosa con el medio ambiente.